Pasos para reclamar daños por fuego al seguro

7 Septiembre, 2017

correduría, hogar

Pasos para reclamar daños por fuego al seguro



En la época de más calor del año es cuando más noticias escuchamos sobre daños por fuego ocasionados en toda la geografía española.

Lamentablemente la mayoría son provocados, aunque en algunas ocasiones son accidentales. En cualquier caso, siempre se recomienda contar con un seguro de hogar que cubra los daños por fuego, tanto los ocasionados en nuestros propios bienes como en terceros.

Ante una situación tan desastrosa en la que nuestros bienes (viviendas, chalets, vehículos, etc) pueden resultar dañados como consecuencia del incendio, recomendamos seguir estos pasos en la reclamación de los daños por fuego al seguro.

Trámites para reclamar los daños por fuego al seguro de hogar:


  1. La tranquilidad de tener un seguro que cubra todos los daños del incendio.

En primer lugar, y previamente a la ocurrencia del siniestro, debemos cerciorarnos que nuestro seguro multirriesgo de hogar cubre los daños causados en nuestra vivienda como consecuencia de un incendio, incluidos los bienes materiales (entre otros, muebles, enseres, vehículos o árboles en caso de tratarse de una casa con jardín) así como los gastos derivados de un incendio.

Para ello, debemos fijarnos en los siguientes 3 puntos más importantes:

    a) Que las causas que hubieren provocado el fuego estén cubiertas por nuestra póliza.

Por ejemplo, daños provocados por un pirómano o por hechos accidentales.

El seguro nunca cubrirá los daños por fuego ocasionados por culpa o dolo del propietario de la vivienda, o de las personas que aquél responda civilmente.

    b) Significado de incendio: Las pólizas incluyen un glosario de términos y las aseguradoras se ciñen a la definición establecida en la póliza. Por ejemplo, en caso de incendio, la aseguradora nunca cubrirá los daños producidos por una llama sin capacidad de propagarse.
    c) Otra cuestión a tener en cuenta en relación a las coberturas de nuestra póliza son los gastos derivados por un incendio.

Cuando sucede un incendio se originan muchos gastos derivados que debe asumir el propietario de la vivienda, ahora bien, existen algunas coberturas muy interesantes en los seguros contra incendios que merece la pena contratar.

Nos referimos a los gastos necesarios para apagar el fuego, traslado de muebles o alojamiento si fuera necesario.

  1. Revisar y documentar los daños por fuego.

Antes de ponernos en contacto con nuestra aseguradora debemos tener claros cuáles han sido los daños por fuego ocasionados.

Os recomendamos realizar un listado y documentar mediante fotografías todos los daños provocados en nuestra vivienda y, si fuera el caso en la de nuestros vecinos.

  1. Dar el parte del siniestro al seguro.

Tenemos 7 días desde que tenemos conocimiento del siniestro para comunicar los daños por fuego a nuestra compañía de seguros, según el artículo 16 de la Ley de Contrato de Seguro.

¿Qué tenemos que comunicar a la aseguradora?

  • Nuestro nombre y DNI.
  • Número de póliza.
  • Fecha y hora exacta de la ocurrencia del siniestro (si lo conocemos)
  • Listado y fotografías de los daños producidos.

  1. Evaluar las causas del siniestro.

El siguiente paso será la evaluación de los motivos que han provocado el incendio por parte de un perito que enviará la compañía de seguros.

Normalmente, la aseguradora concertará un día con el asegurado para que el perito acuda a la vivienda asegurada.

Como ya sabemos con antelación qué día vendrá el perito debemos prepararnos bien toda la documentación que debemos aportar así como sería muy recomendable que estés acompañado por tu corredor de seguros de confianza.

  1. Comprobar los límites de la indemnización y responsabilidad civil.

En las condiciones particulares de cada póliza se establecen los límites de las cuantías de indemnización y responsabilidad civil.

Con carácter general, cuanto mayor es la prima, mayor son esas cuantías.

En este punto queremos hacer hincapié en un concepto que no todo el mundo conoce y es importante saber para no llevarnos sorpresas en la respuesta de nuestro seguro.

Nos referimos al INFRASEGURO.

  • ¿Qué es el infraseguro?

Lo que tenemos que revisar de forma concienzuda en nuestra póliza es que no exista infraseguro.

Es decir, los capitales contratados deben ser ajustados a la realidad del bien objeto de aseguramiento.

Normalmente, se suele contratar un seguro de hogar con unos capitales inferiores a los reales para pagar menos en el recibo del seguro anual. Sin embargo, contratar unos capitales inadecuados a la larga puede salir mucho más caro.

En este sentido, si contratamos un capital inferior, llegado el caso de siniestro la entidad aseguradora indemnizará en proporción al importe anual abonado por el asegurado.

Desde nuestra correduría aconsejamos siempre a nuestros clientes contratar los capitales ajustados a la realidad del objeto de seguro y, de esta manera, evitar sorpresas en caso de siniestro.

Recuerda que Gesa Mediación se encarga de la tramitación de todo el siniestro e interviene en la negociación con la aseguradora en representación de sus asegurados hasta la conclusión del expediente. Llámenos sin compromiso.


Publique su Comentario