Con esta aportación, las necesidades en este tipo de protección estarán cubiertas durante un mes

Gesa Mediación ha donado 3.000 mascarillas quirúrgicas de 3 capas para aquellos transportistas que se detengan en el área de descanso habilitado en el estadio del Real Murcia, situado en Nueva Condomina. El parking y los aledaños del Enrique Roca se han adaptado para recibir hasta un centenar de transportistas diarios, lo que supone que el abastecimiento está asegurado para el próximo mes en lo que a mascarillas respecta.

Mariano Albaladejo, director general de la correduría de seguros, ha adquirido las 3.000 unidades de material sanitario en la empresa Frabelse, propiedad de Mariano Muñoz Coronado. Se da la circunstancia de que el empresario almeriense es también el presidente del Atlético Pulpileño, equipo que milita en el Grupo XIII de la Tercera División de fútbol y por lo tanto, compañero del Gesa Churra, club que preside Mariano Albaladejo.

Ambos presidentes se conocieron a través del fútbol y hoy mantienen una estrecha relación gracias al objetivo común de combatir el coronavirus cada uno desde su ámbito. “Nos mueve el ayudar, en la medida de nuestras posibilidades, a los que más lo necesitan o desprotegidos. En esta ocasión hemos visto la posibilidad de echar una mano a los transportistas y no lo hemos dudado”, dijo Mariano Albaladejo.

En el Ayuntamiento de Murcia se tomó la decisión de que el estadio Enrique Roca, situado en Nueva Condomina, fuese un punto de referencia y de ayuda para el transporte. Desde el pasado 30 de marzo se convirtió en un centro logístico en el que los transportistas pueden asearse, descansar y alimentarse adecuadamente. Se trata de cubrir las necesidades básicas en un sector vital en el abastecimiento de productos de primera necesidad tales como los de alimentación, higiene y salud.

El horario para acceder al epicentro logístico de la Región de Murcia como referencia en la A7 es de 12:00 a 16:00 horas y de 18:00 a 22:00 horas.

Anteriormente, Gesa Mediación ya había realizado una primera donación con más de 6.700 unidades de productos de higiene a los ayuntamientos de Murcia, Archena y Fuente Álamo para colaborar con los profesionales de los servicios públicos de salud y municipales ante la actual situación provocada por el COVID-19.