Asegurar tu bienestar, y el de tus más allegados es una de tus prioridades en la vida. Una forma muy común es a través de un seguro de vida que os permita dormir tranquilos sabiendo que, ocurra lo que ocurra, vais a estar respaldados.

Es vital, por ello, recurrir a una entidad de confianza que sepa transmitiros la seriedad y profesionalidad que este tipo de circunstancias requiere. En Gesa Mediación correduría de seguros cuenta con una gran variedad de profesionales dentro del sector de corredores de seguros que asesoran y ayudan a todos nuestros clientes en cada una de sus preguntas o dudas.

Tanto si llevas un tiempo planteándote concertar uno o no te habías parado a pensar en ello detenidamente hasta ahora, tal vez este artículo pueda ayudarte a tener una mejor idea de qué puede ofrecerte un seguro de vida y qué beneficios reporta para tus seres más queridos:

¿Qué es un seguro de vida?

Se trata de un seguro para personas en el que la correduría de seguros tiene la obligación de garantizar al beneficiario una prestación (a través de una renta mensual o abonada en su totalidad), en caso de fallecimiento, incapacidad o supervivencia en el momento que finaliza el plazo de la póliza contratada.

¿Cuántos seguros de vida existen?

De forma habitual, a un corredor de seguros les suelen demandar tres tipos distintos de seguros de vida:

  • Seguro de Vida Riesgo: Garantizan el pago en caso de fallecimiento o incapacidad del asegurado.
  • Seguro de Vida Ahorro: Garantizan el pago en vida, si al finalizar el plazo de la póliza, el asegurado sigue vivo.
  • Seguro de Vida Mixto: Una de las opciones más populares, ya que aseguran el pago de la indemnización a los beneficiarios en caso de fallecimiento. Pero, a su vez, también se permite el pago al tomador en caso de que al vencer el seguro, éste aún viva.

No obstante, es muy importante tener en cuenta que, al ser de carácter no obligatorio, este tipo de seguros ofrecen una flexibilidad mucho mayor a la hora de ser contratados. Es más que recomendable consultarle a tu corredor de seguros más cercano y de confianza qué tipos de acuerdos puede ofrecerte la compañía.

¿Qué figuras jurídicas pueden aparecer en un seguro de vida?

Se pueden hallar tres figuras jurídicas distintas en un seguro de vida:

  • Tomador del seguro: Aquel que, tras previo acuerdo con la correduría de seguros, contrata el seguro.
  • Asegurado: Persona sobre la que recae el riesgo.
  • Beneficiario: Aquel que recibe la prestación o indemnización.

Siempre es conveniente consultar previamente los derechos y obligaciones de cada una de estas tres partes con su corredor de seguros, para poder tener la mayor información y seguridad posible a la hora de realizar un contrato de este tipo.

¿Qué no está incluido habitualmente en un seguro de vida?

Si bien todo depende de las cláusulas estipuladas y acordadas con la compañía de seguros de preferencia, hay varios casos que habitualmente no suelen cubrirse en los seguros de vida. De entre ellos, suelen destacar:

  • Actos imprudentes como ingesta de drogas o alcohol.
  • Realización de profesiones o deportes peligrosos o arriesgados.
  • Actos delictivos.
  • Suicidio.

Aunque estos cuatro puntos suelen ser los más comunes, cada compañía puede restringir la cobertura de sus seguros a otros colectivos o circunstancias especiales que siempre es aconsejable consultar de antemano.

 

En el caso de que quieras informarte de forma más detallada sobre lo que un seguro de vida puede hacer por ti y por tus seres más cercanos, o pedir un presupuesto individualizado, puedes contar con nosotros. En Gesa Mediación ofrecemos el mejor asesoramiento para nuestros clientes, procurando el servicio más personalizado y adecuado a las necesidades y circunstancias de cada uno.