¿Qué es el seguro de comunidades? ¿Para qué sirve realmente? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que recibimos en Gesa Mediación. Y es lógico. Son muchos los que se preguntan para qué sirve el seguro de comunidad de propietarios si ya tenemos un seguro de hogar.

Pero empecemos respondiendo a la primera pregunta. Un seguro de comunidades garantiza lo que se conoce como zonas comunes. Por lo tanto, cubre aquellos daños provocados en el portal y otras zonas comunes del edificio (rellano, caldera, cuarto de comunicaciones) por parte de personas ajenas al edificio. Es decir, cubre aquello que nuestro seguro de hogar no cubre.

¿Qué cubre un seguro de comunidades?

Como ya hemos dicho, cubre los riesgos a los que se expone una comunidad, ya sea por los daños materiales que sufre el inmueble como por las cantidades que le sean exigidas por otros daños causados a terceros. Ahorra muchas preocupaciones y dinero.

¿Si una comunidad no tiene seguro, qué ocurre?

Pues que todos los propietarios tienen que responder solidariamente con el gasto de las reparaciones. Y también con la indemnización del propietario del local siniestrado por el perjuicio ocasionado.

¿A qué se debería hacer un seguro de comunidades?

A los inmuebles de comunidades de vecinos (viviendas), edificios de oficinas y locales comerciales o garajes privados. Ya sean uno o varios edificios de pisos, chalets adosados y/o independientes. A las comunidades de vecinos agrupadas en una Mancomunidad. A los inmuebles con varios ocupantes, aunque el propietario de todas las viviendas, oficinas y locales comerciales sea el mismo y las destine a alquiler.

¿Por qué se recomienda tener un seguro de comunidades?

  1. Se trata del complemento perfecto de un seguro de hogar, el cual no lo cubre todo.
  2. Porque cubre la responsabilidad civil frente a terceros. Incluyendo los empleados, por actos u omisiones de la comunidad o sus órganos de gestión. Cubre posibles accidentes o percances (fugas de agua, daños en fachadas, tejados, caídas por las escaleras) en las zonas comunes del edificio.
  3. Evita derramas inesperadas e incluso puede hacer frente a importantes pagos por estos sucesos, que pueden resultar un problema para la economía de los vecinos.
  4. Cuenta con la garantía como la de protección jurídica con la reclamación judicial a morosos o el robo dentro de la propia comunidad.

Conclusiones: los seguros de comunidades son necesarios

Por todos estos motivos, desde Gesa Mediación recomendamos tener siempre un seguro de comunidades. Si tienes dudas sobre cómo contratar uno, puedes ponerte directamente en contacto con nosotros. Nuestros asesores especializados te guiarán en todo momento para indicarte cuáles son los pasos necesarios para contratar un seguro de comunidades.

  • Teléfono: 968 938 893.
  • Correo: gesa@gesamedia.es.